Un reclamo es la punta del iceberg

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Siempre digo lo mismo: los reclamos existen, aunque tú no quieras. No hay empresa que haga todo bien, e incluso si lo hace, siempre hay variables que no controla. Un agente tercerizado que no cumplió, un colaborador en un mal día, un cliente demasiado exigente. 

¿Qué quiero decir con esto? Que nunca te librarás de recibir reclamos. Y más aún, los reclamos son sólo la punta del iceberg. Debajo de él pueden estar escondidos muchos más problemas que no están dentro de tu campo de visión.

Un reclamo mal gestionado puede no hacer mucho daño. Otro reclamo mal gestionado puede escalar hasta manchar tu reputación para siempre. Nunca lo sabes de antemano.

Por otro lado, una queja bien gestionada puede transformar un cliente enojado en un potencial promotor.

Una buena gestión evita sorpresas

Gestionar los reclamos con precisión y velocidad previene la acumulación y la fatiga en tu equipo. Además, estar al día con tus reclamos te permite entender la data para informar a los equipos adecuados como mejorar el servicio.

Poder tener un seguimiento cuanti y cualificado de tus reclamos te permite tener el control y evitar puntos ciegos que te tomen luego por sorpresa.

Para lograr precisión, velocidad y control, es probable que necesites un sistema de gestión inteligente. Si quieres hacer una prueba sin riesgos, tenemos 1 mes de demo gratuito de nuestro sistema de IA que gestiona reclamos SERNAC. Ingresa a nuestro sitio web y solicita tu demostración costo cero.

Solicita una demostración para tu empresa

Sin spam